C/. Valenzuela, 21 | 14540 La Rambla (Córdoba)
957 684 337

El programa ‘Asegúrate’ reduce el ciberacoso escolar casi un 20%

ciberacoso-infantil-juvenil

El programa Asegúrate, que han desarrollado y evaluado los grupos de investigación Laecovi e Iased, de las universidades de Córdoba, Jaén y Sevilla, ha logrado reducir el ciberacoso escolar en un 17%, asegura uno de los coautores del programa, el profesor de la UCO José Antonio Casas, quien explica que la importancia de este trabajo, diseñado para modificar conductas negativas en la red, radica en que «hasta el momento existían estudios científicos efectivos para reducir las tasas de victimización, pero no para descender las conductas de agresión, aspecto que sí se ha conseguido con Asegúrate».

Casas apunta que la desinformación y falta de acompañamiento en el manejo de internet y las redes sociales están provocando un incremento de los casos de ciberacoso en la adolescencia, además del desarrollo de conductas de dependencia y de otros fenómenos como el sexting (envío de mensajes con contenido erótico-sexual a través de móvil o las redes sociales). La modificación de estos comportamientos preocupa al profesorado y a la comunidad científica. empeñada en buscar la mejor manera de ponerles freno.

PREVENIR

Este programa resulta efectivo no solo para reducir la prevalencia de agresiones y ciberagresiones sino para prevenir la implicación en sexting. El profesor Casas remarca que los resultados obtenidos avalan al programa como una práctica útil, por lo que «debería ser considerado como una herramienta ineludible en el desarrollo cotidiano de los centros escolares para evitar conductas negativas».

Este programa está basado en el contacto directo con los estudiantes en el aula, mediante clases formativas y actividades prácticas. Ambas acciones persiguen tres objetivos. El primero de ellos es la desnormalización de comportamientos como, por ejemplo, convencer a un estudiante de que «subir 350 fotos a Instagram no es algo normal”. En segundo lugar, se trabaja la auto-regulación cognitiva, que supone la posibilidad de regular la conducta impulsiva en las redes sociales. Y, en tercer lugar, se intentan desmontar ideas y creencias extendidas entre adolescentes, como es que “no pasa nada por enviar fotos personales comprometidas si lo haces a personas en quien confías».

Para el desarrollo de este programa se ha analizado el comportamiento de 479 estudiantes (54,9% chicas) de ESO de centros educativos andaluces.

Fuente: Diario Córdoba